¿De dónde viene la frase "Somos lo que comemos"?

220px-Feuerbach Ludwig

Hace tiempo que leo la frase "Somos lo que comemos" en todo tipo de textos y libros, y en muchas ocasiones se adjudica erroneamente a autores que no tienen nada que ver con la frase, y ni siquiera con la nutrición. Por ello me he decidido a escribir esta entrada.

La famosa frase "somos lo que comemos" es de Ludwig Feuerbach, filósofo y antropólogo alemán. En su escrito "Enseñanza de la alimentación" (Lehre der Nahrungsmittel: Für das Volk) de 1850, escribió: 

"Wollt ihr das Volk bessern, so gebt ihm statt Deklamationen gegen die Sünde bessere Speisen. Der Mensch ist, was er isst". 

Que traducido significa 

"Si se quiere mejorar al pueblo, en vez de discursos contra los pecados denle mejores alimentos. El hombre es lo que come". 

La frase, tal cual, es, sin lugar a dudas, de Feuerbach. Existe la creencia que la frase proviene de Hipócrates o incluso de Shakespeare, pero ellos no la mencionan en ninguna de sus obras. Sí es cierto que Hipócrates dijo la famosa cita de "Sea el alimento tu medicina, y la medicina tu alimento", indicando la importancia de la alimentación en el mantenimiento de la salud. Pero la frase "somos lo que comemos" es, sin duda, de Feuerbach. Una frase que, ciertamente, confirma a Feuerback como un genio adelantado a su tiempo.

Y es que Ludwig Feuerback, un humanista y ateo convencido, escribió esta frase para criticar la visión clásica de la iglesia de que el hombre sólo necesita pan y agua, ya que sólo debemos preocuparnos de alimentar el alma (que no necesita alimentos físicos). Si ponemos esta frase en contexto, en una época de grandes cambios sociales, Feuerbach no estaba haciendo otra cosa mas que defender el derecho de las clases sociales más desfavorecidas a una buena alimentación, en contra de la manipulación de las clases religiosas dominantes.

Es una lástima que se desconozca la historia cuando se habla de esta frase, y pienso que quizás es debido a que Feuerbach no tiene, para según quien, una buena imagen, ya que su materialismo crítico tendría más tarde un efecto profundo en las teorías de Marx y Engels. O quizás es debido al hecho de que sus escritos fueran en Alemán, ajenos a la omnipresente cultura anglosajona, lo cual haya podido acabar discriminándole de la historia, como a muchos otros filósofos alemanes.

Saludos,

David